‘Malas mujeres’, historias y mitos feministas: así es lo nuevo de María Hesse

‘Malas mujeres’, historias y mitos feministas: así es lo nuevo de María Hesse

‘Malas mujeres’ trasciende la experiencia de una obra convencional. Con un toque marcadamente feminista, la nueva novela gráfica de María Hesse está pensada para no dejar a nadie indiferente (y vaya si lo consigue). Esta obra transita a la perfección por campos como la mitología, la historia y la intelectualidad hasta conformar un entramado de delicadas ilustraciones cargadas de mensaje.

La disfrutarás como la lectura fluida y rompedora que es, todo un paseo por los personajes femeninos más malos y célebres de tiempos pasados que te hará repensar tus referencias.

Qué cuenta ‘Malas mujeres’: una novela gráfica de perspectivas

De Helena de Troya a Madame Bovary, pasando por el siempre sugerente aquelarre de las brujas (tan presentes en el imaginario colectivo como símbolo de la maldad femenina), la autora onubense dibuja en ‘Malas mujeres’ las que bien podrían ser sus referentes. Tal cual. No hay en la obra pretensiones de divertimento o pasatiempo, sino de reivindicación e ironía.

En clara contraposición a las narrativas clásicas, que siempre han visibilizado a las mujeres como figuras de algodón dulce, amas de casa bondadosas o cuidadoras familiares, la pluma de Hesse abre las puertas de una nueva visión de la feminidad.

Son historias entrelazadas mediante dibujos que documentan a aquellas mujeres históricamente catalogadas de nocivas por los hombres. Hay arquetipos, sin duda, como también hay posibles clichés, todos ellos tamizados por la argumentación leve y liviana de la ilustración.

¿Qué fue de la demonizada becaria Monica Lewinsky? ¿Por qué están mal vistas las mujeres con ansias de poder…? ¿Qué hubo detrás de la figura de Juana la Loca, de la que tan mal se habla en los libros del colegio? ‘Malas mujeres’, editada por Lumen, es un claro alegato en defensa de todas esas otras formas de ser mujer, que siempre existieron pero nunca fueron visibilizadas o aceptadas.

Hacia la normalización de la rebeldía femenina

Para María Hesse, esta novela gráfica no es sino un instrumento para contar historias y transmitir ideas. De algún modo, a través de ella busca normalizar la rebeldía femenina. Pero no en el sentido de defender que la mujer ha de ser rebelde o transgresora por naturaleza, sino de que esto es posible que suceda y debe normalizarse del mismo modo que han existido y existirán hombres malos.

Porque la mujer no siempre representa ni ha representado el perfil que nos han querido contar. Hay mujeres cariñosas, hay mujeres sabias, hay mujeres locas, así como las hay perversas o hasta vanguardistas. ¡Y está todo bien! Forman parte de la Historia, de la cultura popular o de ambas. 

Talento y colorido en cientos de ilustraciones ‘a flor de piel’

El principal signo de calidad de la novela son sus ilustraciones. Dibujos a todo color distribuidos en 168 páginas que reflejan el talento de su creadora. La también autora de ‘Frida Kahlo’ y ‘El placer’ hace un uso sensacional e inteligente del color, quién sabe si para reforzar de alguna forma su tesis de que es posible asumir nuevos prototipos, nuevos referentes, nuevas formas de entender la feminidad. Pintar para repensar. ¿Por qué no?

Son justamente estas ilustraciones las que hacen accesible la novela para cualquiera. No te preocupes si prefieres observar que leer. ¡Puedes deleitarte con las ilustraciones y todo el sentimiento que brota de los rostros! Porque son las caras de los personajes dibujados uno de los puntos fuertes de la autora, que no tomó el apellido artístico de Hesse en vano.

Mucha actualidad con una mirada al pasado

‘Malas mujeres’, de María Hesse, juega con un tema tan de actualidad como el feminismo y la representación femenina mientras mira al pasado. Esa es otra de las señas de identidad de la obra: la activación de un debate actual con retazos de la Historia. Esto es así hasta el punto de que bien podríamos hablar, en cierto modo, de un ensayo ilustrado por la carga de ideas que contiene.

La ilustradora lleva a cabo ese juego de una forma abierta y personal, aportando en cada dibujo y en cada guion impresiones interesantes del mundo en el que vivimos. Al abordar personalidades ficticias como Cenicienta, mujeres reales de la talla de Komako Kimura o Yoko Ono, y disciplinas tan actuales como el cine contemporáneo y su papel en la representación de la mujer, amplía el público lector.

Una obra interesante, muy cuidada y apta para lectores de diferentes perfiles. Si te gustan los detalles en cada página y las ediciones pensadas para perdurar en el tiempo, ‘Malas mujeres’ será una excelente compañía para disfrutar junto a una copa de vino.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enter Captcha Here : *

Reload Image