‘Heartstopper’ en Netflix: una serie de amor LGTBIQ+ basada en el comic de Alice Oseman

‘Heartstopper’ en Netflix: una serie de amor LGTBIQ+ basada en el comic de Alice Oseman

Hay historias de amor que marcan y otras que quizás no dejan tanta huella. Sin duda, las historias de amor adolescente están mucho más cerca de las primeras y todos lo hemos experimentado en algún momento.

Hoy os quiero hablar de la última serie a la que me he enganchado (y cuyos cómics también me he leído del tirón a posteriori): ‘Heartstopper’.

‘Heartstopper’ es una serie de Netflix basada en la novela gráfica homónima de Alice Oseman que te emocionará con la historia de amor de Charlie y Nick, dos jóvenes de instituto que van descubriendo su homosexualidad.

Pasión, bullying, respeto, descubrimiento y sensaciones encontradas son algunos de los ingredientes de esta producción que bien puede engancharte de principio a fin.

Ay, por favor. Son amor.

¿Qué esperar de ‘Heartstopper’, la serie?

Si el formato comic ya es de por sí entretenido, ¿cómo podría no serlo una serie basada en una novela gráfica? ¡Todas las ventajas del comic con la comodidad del formato audiovisual! Si aún no la has visto, puedes ir preparando las palomitas porque ‘Heartstopper’ lo tiene todo para mantenerte pegado al sofá episodio tras episodio (¡además son episodios cortos y muy ágiles de ver!).

Charlie y Nick son los protagonistas de esta historia nacida de la imaginación cómica de la escritora británica Alice Oseman. Con personalidades tan diferentes como prototípicas (Charlie es el clásico adolescente tímido objeto de las burlas, mientras que Nick es el popular deportista del colegio que poco a poco irá descubriendo su atracción por el mismo sexo), estos dos jóvenes adolescentes traban una amistad que acaba derivando en pasión. Y todo comienza en el pupitre de su clase.

Al principio el actor elegido para Nick no me encajaba… pero al final es imposible no quererlo.

La trama principal de la serie, que gira en torno a la historia de amor entre ambos, se ve acompañada de las batallitas del grupo de amigos. Y algo que me encanta es que la historia apuesta por la diversidad con un personaje trans (Elle) o la pareja lésbica formada por Tara y Darcy.

¿Aún tienes dudas acerca de lo que puedes esperar de ‘Heartstopper’ en Netflix? Esencialmente, el paseo más actual y fresco por los entresijos de la libertad amorosa juvenil. De la inocencia de la adolescencia a los primeros descubrimientos, pasando por la siempre temida aceptación, todo en la serie mueve al espectador, y ese es al final el objetivo de una producción que busca algo más que entretener: normalizar el amor en todas sus formas.

Hay muchísimos detalles que son iguales al cómic… ¡y eso me encanta!


Diferencias entre la novela gráfica y la serie

A pesar de haber sido creada con base en la novela gráfica homónima de Oseman, y lo cierto es que hay muchas similitudes, vamos a analizar algunas de las diferencias entre la serie y el comic.

Si, me los he leído prácticamente del tirón.

Para empezar, la autora creó originalmente una saga de cuatro cómics. De estos cuatro volúmenes originales, que dan profundidad y matices a la historia de Charlie y Nick, la serie que ha lanzado Netflix por el momento se fundamenta apenas en los dos primeros.

Además, existen varias novelas creadas por Oseman que nos adentran en la historia de los personajes del universo de Heartstopper desde otra perspectiva. (Si has leído los cómics, visto la serie pero necesitas más… ¡son una gran opción!)

  • La serie de televisión tiene un formato más dinámico, lo que permite que la trama principal entre Charlie y Nick no sea la única de la historia. Mientras que el comic sigue una lógica sintética ceñida a los protagonistas, la producción de Netflix se enriquece también con tramas secundarias, desde los altibajos en la relación de amistad entre Tao y Charlie a la presión social que sufren Tara y Darcy cuando se declaran lesbianas.
  • Durante las escenas, podemos ver detalles como hojas o corazones que nos recuerdan a las que dibuja Oseman en su cómic. ¡Me encantan!
  • Las conversaciones del grupo de amigos y de Nick/Charlie a través del chat y de las redes sociales también son muy similares a las de los cómics.
  • La decoración de las habitaciones y la ambientación de los espacios es clavadita a la del cómic.
  • Es cierto que el hecho de que Elle es un personaje trans en la serie de Netflix no queda tan clara como en los cómics. Yo tardé en darme cuenta de ello.

  • También hay otra diferencia y es que en los cómics se explica claramente que Charlie no quiere hablar de su relación con Nick a Tao porque no es bueno guardando secretos y, seguramente, la escuela se enteró de que Charlie es gay por su culpa. En la serie parece que simplemente no se lo quiere decir porque a Tao le cae mal Nick.
  • Ben y el resto de grupo de amigos de Nick son muchísimo más insoportables y cansinos en la serie de Netflix.
  • La fiesta, los primeros besos, cuando Nick va a casa de Charlie bajo la lluvia, la excursión a la playa, el diálogo de Nick con su madre… todo eso son escenas prácticamente calcadas del cómic.

Buena fotografía, mejor guion: conclusiones sobre ‘Heartstopper’

‘Heartstopper’ es sin duda una serie que vale la pena. Es bonita, sensible y muy, muy fácil de ver. Su estética, su buena fotografía y el guion que posee, manteniendo ese toque 100% británico y adaptado por la propia Alice Oseman, le aportan el toque característico de las producciones anglosajonas con personalidad propia.

No se queda atrás el elenco elegido. Además de contar con la presencia de la ganadora de un Oscar por La Favorita, Olivia Colman, otros intérpretes dan un salto de nivel al reparto: Kit Connor, Joe Locke o Yasmin Finney, por citar algunos ejemplos. La última, en el papel de Elle, se define como transexual también en la vida real, por lo que su interpretación no podría ser más realista.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enter Captcha Here : *

Reload Image