El estilo minimalista y colorido de Malika Favre

El estilo minimalista y colorido de Malika Favre

Malika Favre es una de las artistas que han triunfado en los últimos años con los colores por bandera. Su estilo personal y la potencia que impregna sus obras le han permitido que muchos de sus trabajos sean mundialmente famosos y que revistas tan famosas como Vogue o The New Yorker se hayan fijado en ellas. Si vamos al mundo de la empresa, marcas tan afamadas como Sephora o la editorial Penguin Books trabajan con ella.

De origen francés, pero trabajando en Londres, la crítica habla del estilo minimalista de Favre que en ocasiones se aproxima al pop art. Lo que sorprende a todos es la manera en que juega con los espacios positivos y negativos, así como con el color. Son dos armas secretas con las que sorprenden a todos los que observan sus obras.

 

ilustracion minimalista Malika Favre

 

La independencia, su mejor arma

Desde sus comienzos, intentó siempre no prostituir su trabajo, en el que las ofertas en ocasiones pueden terminar haciendo que el artista no se indentifique con lo que produce, pero acabar haciéndolo para llegar a fin de mes.  A la hora de evitar el llamado síndrome de Kellyanne Conway, Favre encontró la manera. “Es bastante simple. No importa cómo lo hagas, pero ahorra todo lo que puedas antes de hacerte autónomo e ir por tu cuenta; así sabrás que tienes un colchón detrás y podrás darte el lujo de decir que no a lo que no te convence. A mí me funcionó, no sé si fue suerte, pero prácticamente ni llegué a tocar esos ahorros y pude centrarme en lo que realmente quería hacer”.

Se le puede llamar genialidad o también suerte, pero esta parisina residente en Londres, llegó a ser en la última década una de las ilustradores de referencia a escala mundial. Igualmente, también ha pasado a ser de las más copiadas y apropiadas sin su consentimiento.

 

 

Su gran uso del negativo y del positivo o la fantasía perfecta que desarrolla su pop art, ha hecho que esta parisina tenga un estilo personal que llega a resumirse en el “esto es muy Favre” que se escucha tanto en su obra como en las de los artistas que la copia.  Ella misma aclara que tiene un equipo legal encargado de perseguir estas infracciones, pues según ella, “al final, es una pena que te copien tanto, porque en el proceso se pierde el sello y esencia del trabajo original”.

 

Web de Malika Favre

Instagram Malika Favre

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

Leave a Reply