Estrategias de Innovación vs I+D

Lo cierto es que últimamente he visto en diferentes medios de comunicación y a varios políticos hablando de innovación, cuando parece que hablan exclusivamente de I+D. También he comprobado que en muchas ocasiones se utiliza innovación como sinónimo de nuevos desarrollos tecnológicos o científicos.

En muchos de estos discursos de políticos se puede dar a entender que la innovación está sólo al alcance de aquellas organizaciones capaces de realizar inversiones en I+D, mientras que la realidad es que todas las organizaciones pueden innovar (pero no todas tienen condiciones para invertir en I+D).

Innovar, según el Dicionario de la Real Academia Española, radica en “introducir modificaciones adecuadas a la moda entendiendo por moda el uso, modo y costumbre”. La innovación es la transformación de una idea en un producto nuevo o mejorado o en un proceso operativo en la industria y en el comercio o en nuevo método de servicio social.

Me gusta mucho la definición que he leido en la red de Patricio Morcillo: viendo lo que todo el mundo ve, leyendo lo que todo el mundo lee, oyendo lo que todo el mundo oye, innovar es realizar lo que nadie ha imaginado, todavía. (y esto es algo complicado, puesto que todos estamos influenciados por fuentes de información similares)

Toda innovación debe suponer modificar la situación actual a partir de transformación de ideas nuevas en valor.  Lógicamente, la I+D puede ser una fuente de ideas nuevas, o asimismo una manera de encontrar la forma de transformar una nueva idea en un negocio, pero hay otras muchas fuentes de ideas nuevas y muchas otras formas de transformarlas en negocios rentables que a través de la I+D. Es más, se dice que la innovación en una organización es una “actitud” de las personas que la impulsan y no tanto “inversiones”.

Algunas organizaciones como Inditex o Telefónica han basado su éxito no tanto en una mayor inversión en tecnología o una asignación de recursos adicionales a la investigación, sino en su capacidad de definir un modelo de negocio innovador: nuevas formas de servir al cliente,  gestión, equipo…

En cambio I+D se trata de una actividad de desarrollo tecnológico, organizacional, social…. En algunas organizaciones pueden existir departamentos de I+D, pero los resultados no tienen por que llegar a utilizarse. Se trata de un proceso de investigación.

  • La I+D es una parte de la innovación y ésta a su vez es una parte constituyente de la transformación social y económica de una comunidad.
  • Invertir en I+D no necesariamente hace que las compañías sean más innovadoras.  Pero si se puede innovar sin necesariamente invertir grandes sumas en I+D.
  • Impulsar la innovación suele requerir más elementos intangibles que tangibles: creatividad, frescura,  apuesta de futuro, nuevo modelo de negocio, compartir experiencias, búsqueda de soluciones de problemas….  innovación en España, la innovación es una gran asignatura pendiente

Bueno, igual me estoy metiendo en camisa de once varas…  pero creo que el camino de la innovación en España está empezando a dar sus frutos pero aún nos queda mucho camino por recorrer y, para ello, es imprescindible tener claro qué es lo que hacemos, qué es lo que hay que hacer… El futuro no sólo está en la tecnología (aunque puede ayudar). El valor está en las personas y hemos de aprender a aplicar esas ideas a la realidad.

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter Captcha Here : *

Reload Image