Entrevista a David López: industria del cómic en USA, cabezonería y proyectos propios

¡He tenido la gran oportunidad de entrevistar a David López! David López es un reconocido dibujante, graduado en ilustración, que ha trabajado para las mejores editoriales del mundo como por ejemplo DC o Marvel. Entre sus proyectos están Cat Woman, Avengers, X-MEN, Spiderman, Capitana Marvel… ¡un montón!

¿Me he saltado alguno que quieras añadir en toda esta lista?

He hecho comics de Ghost in the Shell, Oficiales de Kodansha, y Wrath of Titans, que son trabajos muy puntuales pero estoy muy orgulloso, porque para ser occidental no está nada mal.

Además, durante muchos años hice Espiral, un tebeo indie que a finales de los 90’s era muy avanzado, feminista y demás… pero ahora no pasaba la criba.

Páginas del Fanzine 501 de los comienzos de David López

¿Cuándo empiezas a leer comics? ¿Cómo te adentras en este mundillo como lector?

Como usuario yo me acuerdo de ir a bibliotecas, la Biblioteca de Santa Engracia que estaba al final de la Avenida de Navarra en Zaragoza. De muy pequeño iba y ahí cogíamos lo que había: Tintín, Astérix, Barbapapá… además, en casa siempre aparecían cómics de Mortadelo.

También en algún momento empezaron a aparecer comics de superhéroes, unos de Batman, así muy grandes, muy bonitos, y con un compañero de colegio que se llama, me iba a su casa y me leía los Spiderman.

Podría decir que mi primera lectura consciente (es decir, eligiendo lo que quiero leer porque es lo que quiero), es Spiderman en el año 1983 o 1984 por ahí.

Te formaste en la Escuela de Artes de Zaragoza. Has tenido una larga trayectoria, ¿qué dirías que te aportó esa formación inicial y que has ido aprendiendo tú en este periodo?

Creo que en los trabajos artísticos, sobretodo, cuenta toda la formación que haces por tu cuenta, todo lo que haces tú, por descubrir cómo se hacen las cosas, y lo que estudias voluntariamente. Pero afortunadamente pude hacer ilustración en lo que habían un montón de cosas que estaban súper bien.

Estudiando vi muchísima fotografía, que todavía estoy por encontrarle el uso, pero no estaba mal. Pero en concreto, recuerdo que había un par de asignaturas, muy buenas y muy importantes. Una era Técnicas de Gráficas Industriales, donde te enseñaban cómo funcionan las imprentas y demás; teníamos informática en la que te enseñaban Photoshop y 3D.

Yo ya venía con todos esos programas sabidos porque cuando haces una cosa que te gusta, es fácil.

Y además, había otras asignaturas muy buenas, que creo que sí que lo tienen los ciclos actualmente, que es la de FOL, (Formación y Orientación Laboral) y te enseñaban cómo preparar una factura, cómo funcionan los derechos de autor, todo ese tipo de cosas.

Bocetos de X-Men realizados por David

¿Eso lo teníais ya en el Grado de Ilustración? Porque ahora vamos perdidísimos con las facturaciones y ese tipo de cosas.

¿Estudiaste un ciclo?

No.

¡Haber estudiado un ciclo! Yo estoy muy a favor de los ciclos, obviamente públicos, Grados de la Pública. Puedes hacer un grado y luego si quieres una carrera, lo que quieras pero el grado, te lo llevas.

Todo conocimiento suma, desde luego. Y todo lo que aprendiste por tu cuenta, ¿hay algo que consideras que fue imprescindible o que te dio más base?

Yo conté con una ventaja, y es que con 14 años, dibujando en casa de un amigo, su madre me vio que dibujaba y no usaba casi la goma -porque no estoy muy a favor-.

¡Guau! Pero, ¿porque no había fallos o porque corregías sobre la marcha?

Hay que luchar y en cuanto metes la goma se corta el trabajo, pero es mi teoría de esta semana, la semana que viene será otra cosa.

El caso es que dijo “Tienes mano, te voy a presentar a unos amigos”, unos amigos de ella que tenían un estudio de diseño y de ilustraciones únicas, era el Estudio Camaleón en los 90´s. Donde estaban Isidro Ferrer, Luis Royo, Manuel Estradera y Samuel Aznar.

Profesionales que estaban trabajando, haciendo diseños e ilustración. Con 14 años yo vi que se podía. Porque vengo de un entorno obrero, de trabajar en la Opel, o sea, de un “trabajo normal”.

¡Madre mía! Imagino que alucinarías con esa toma de contacto. Con 14 años poder ver ese mundo.

Y claro, dije “espera, que se puede trabajar estando con los colegas, de risas, escuchando música guay, en una oficina súper guay”. Estamos hablando de los 90´s, en Calle Zurita (Zaragoza), tenían un estudio de diseño que flipas… y yo pensé, “¡wow!,¡quiero esto!”.

Cuando sabes que algo existe, es más fácil centrarse en ello, es lo que hice. Y luego estuve muy flipado durante mucho tiempo con las aerografías. Me compre  aerógrafo. ¿Qué quieres de navidad? Un aerógrafo.

Aprendes un montón de cosas. Porque tienes la edad y el tiempo, entonces todo entra guay, imagínate y sobretodo toda la angustia de “¿Qué vas a hacer de mayor? No lo sé. ¿Qué vas a estudiar? No lo sé”.

Yo lo tenía muy claro: “voy a hacer bachillerato artístico y luego el ciclo de ilustración”.

Que suerte es tenerlo tan claro, que se te diese bien y además tener la posibilidad de ver el mundo profesional.

No llegué a trabajar con ellos ni nada, perdí el contacto con el tiempo… pero saber que lo que tú quieres existe está muy bien. Y lo luego también en el ciclo se hacen prácticas en empresas. Hice unas prácticas y ya ves lo que es el mundo laboral.

Y ya centrándonos en esos primeros proyectos para Estados Unidos, ¿cómo fue esa primera toma de contacto?

Yo  tenía una carrera ya en España, había hecho Espiral. Yo ya hacia comics y los hacía bastante rápido.

Para entrar en Estados Unidos fue un poco lo mismo, un amigo había contactado con un agente -con David Macho-, y le conseguía el trabajo en la industria de los superhéroes. Y yo claro, pensé “si mi colega tiene esto, yo también”.

Y eso hice. Me puse en contacto con este agente y enseñó mi trabajo en Estados Unidos. Mi estilo no es el clásico de súper héroes canónico, y mucho menos entonces. Yo hacia una cosa que se llamaba slice of life (historias cotidianas).

Si, me gustaban los superhéroes -como consumidor- pero no me había planteado nunca hacerlos yo mismo.

Preparé mis muestras y en vez de dárselas al agente, se las di a un amigo que iba en ese mismo viaje, mi amigo que también trabajaba con este agente.

Yo siempre me imagino el momento en que mi agente de entones, lo ve en el avión y piensa “¡pero qué mierda es esta, no lo voy a poder vender!”. Entonces se las llevaba y enseñaba mis muestras, “tengo estas, de superhéroes, este otro que también es superhéroes… y este, bueno, de chicas”.

Desde luego el Slice of Life es muy chulo pero no es superhéroes…

Bueno, depende, Spiderman es slice of life. El caso es que lo vio Bobby Sheikh, la editora de X-MEN de entonces -era mi serie favorita-, y dijo: “Es lo que necesito. Nadie me estaba trayendo esto”. Quería un slice of life de Nueva York.

Conseguí mi primer trabajo, pero al final la serie no salió adelante. Lo que sí conseguí fue que mi agente se diera cuenta de que había un sitio para mí. Estuve adaptando mi estilo y empezaron a llegar los trabajos.

¿Tienes alguna anécdota que puedas contar o que destaques especialmente trabajando con la industria de allí?

Si, el trabajo de Capitana Marvel (que ha sido uno de los trabajos que más nombre y más crédito me han dado), yo no lo quería coger.

Porque yo venía de tratar con mi editora lo que queríamos hacer, que era una historia de X-MEN que fueran todas mujeres, porque yo siempre he trabajado con personajes femeninos, y se me da bien. Es la serie que siempre he querido hacer, hable con mi editora “Mira, tenemos que conseguir una cabecera que sea solo mujeres”.

El caso es que me casé, me fui de viaje de bodas y cuando volvía íbamos a empezar X-MEN solo mujeres.

Y cuando volví, me encontré que no, al final el primer número lo hace otro autor muy reconocido. Y yo ¿cuándo? El siguiente, bueno va, espero. El siguiente no va a ser, el cuarto, venga el cuarto.

Al final acabé haciendo solo 3, y me pusieron hacer -fíjate lo que es ser tonto- me pusieron a Spiderman, un tipo, y yo “no quiero Spiderman”.

¡Puedo llegar a entender tu frustración! Es que llevabas la otra idea.

Se disfruta. La primera vez que dibujas Spiderman y dices “este es el de verdad, no es uno que hago yo para mi”. Es jugar con los juguetes buenos, como ir a una exposición de juguetes, que te la abran para ti, y que te la puedas coger y jugar. Pues ahí estaba yo con Spiderman.

Y el caso es que tenía un viaje, fui a Estados Unidos, “vamos a ver qué pasa con lo mío”.

Entonces hablé con mi editora Jeanine Schaefer, y me dice “bueno veras, lo de X-MEN no lo veo, pero hemos pensado que tendrías que hacer Capitana Marvel con Kelly Sue Deconnick”.

Portada de Capitana Marvel dibujada por David López

“¿Pero quién es Kelly Sue Deconnick?». Ella entonces estaba empezando y yo pensaba por mis adentros –lo que es horrible ser masculino-, “claro, yo me hago un nombre para que venga esta señora ahora a aprovecharse”.

Y nada, me dice “bueno, haz lo que quieras, sino lo quieres coger no lo coges, pero yo creo, que lo mejor que puedes hacer es Capitana Marvel con Kelly Sue Deconnick”. Y yo “bueno va, me lo pienso, pero yo creo que hay que seguir con X-MEN”.

Fui a hablar con el editor jefe de la línea en la que estaba y me dice “Mira, tú lo que quieras, nos gusta trabajar contigo pero estarías muy bien con Capitana Marvel y Kelly Sue Deconnick.”

¡Qué manía, que manía con esto!”. Luego Sana Amanat que es la coeditora, la co-creadora de Miss Marvel “mira David…

“Vale, os perdono la vida”, y nada, comencé a trabajar.

Conocí a Kelly Sue, una maravilla, la serie, el fandom… ¡ostia! que suerte he tenido.

Menos mal que no me hice caso a mí mismo. De haber sido más tonto todavía habría dicho, “¡que no quiero!”.

¡Desde luego! Además, sino me equivoco, la película de Capitana Marvel se ha basado un poco en este cómic.

¿Un poco? En los créditos finales sale «Los productores quieren agradecer especialmente a Kelly Sue DeConnick y David López por no sé qué…”, yo leí hasta allí y ya.

Me llevaron al estreno en Hollywood y fui con mi hija. La primera película que vio en el cine, fue en el Teatro Kodak, el estreno de Capitana Marvel, con los actores allí abajo, y salía mi nombre en pantalla.

Vaya experiencia… ahora a ver cómo se supera eso…

Si, pues ahora cuando tenga un novio o una novia que lo lleve al cine “¿No sale tu nombre? ¿No pasa un thunderbolt volando por encima?”.

Fue muy chulo, aunque con lo que se quedó ella es que había palomitas gratis…

Has dicho que te hubiese gustado mucho hacer X–MEN y no se si tienes algún otro proyecto que te gustaría…

X-MEN lo acabé haciendo pero bueno fue un poco…

Me gustaría hacer Súper Girl en algún momento. Super Man se me da fatal, pero Super Girl yo creo que me quedaría muy bien. Porque cuando me la ofrecieron yo estaba haciendo Cat Woman, estaba muy contento y me dijeron “oye  te vamos a pasar a Super Girl”, a Cat Woman le quedaba un año para cerrar ese ciclo y yo, pues prefiero cerrar la serie que dejarla, como un barco que se hunde.

Hasta el final como los músicos del Titanic

¡Exacto! Estaba muy a gusto con el editor y con el guionista y dije “bueno, se acaba y se acaba”. Ahí encadené 30 episodios seguidos, que son durante 30 meses sin nadie que me supliera. Un total de 660 páginas seguidas, de Cat Woman.

David estuvo dibujando Catwoman durante más de 30 meses seguidos

Y dentro del dibujar superhéroes y súperheroínas, ¿hay algo de lo que consideres que hay cuidar especialmente?

¡No ser un nazi! Eso es lo primero, básico. Una cosa que era el Comics Girls que la gente te decía “¡No!, está muy mal, las señoras no pueden ser superhéroes, queréis meter vuestro liberalismo en nuestros comics”.

Los X-MEN van de inclusión, absolutamente, y a pesar de todo hay que ser un tío digno, no seas un nazi, esto es básico.

Además el mundo del comic es un reflejo de la sociedad. Se refleja todo lo que se está viviendo en la actualidad…

Si, esto es importante. Además, tú tienes que ver lo que hacen las mega empresas de esto, Disney que es un conglomerado de un tamaño imposible, no ha habido jamás una empresa que tenga más representación en los medios, controlan la distribución de cine, producen todo, las franquicias más grandes que han habido jamás, las controla Disney; ellos están apostando por esto, ¡o sea date cuenta, amigo, date cuenta donde está el futuro!

Generación X por David López

Y consejos más prácticos de ser dibujantes, pues, descansar los fines de semana…

Buen consejo de todas las profesiones. Imprescindible.

Si, sobre todo en profesiones creativas. Tendemos a pensar “si trabajo más, produzco más y saldrá mejor”, ¡No! porque no descansas, y no puedes aportar, no puedes recuperar quién eres para poder aportarlo en tu obra, eso es muy importante.

Después de acabar esta etapa larguísima de Cat Woman, me tomé 3 meses de no dibujar. Me obligué a mí mismo a tomar un descanso para recuperarme y lo que pasó, es que me di cuenta de que no tenía una vida.

Si, salía el fin de semana pero es decir ¿Qué hago en mi casa? ¿Qué hago esta tarde? Si no estoy dibujando, no había nada. Afortunadamente lo pillé a tiempo.

En los extras de la película Daredevil de Ben Affleck, sale Bill Everett ahí, en una entrevista en su mesa de dibujo, como diciendo, “por dibujar me perdí a mi familia, como crecían… siempre dibujando y al final, no merece la pena”… ¡hazle caso a Bill Everett!

A partir de allí, hay que cumplir siempre las fechas en la medida de lo posible, y si no vas a cumplir, avisar con antelación, no pasa nada con no cumplirlas, mientras lo avises.

Y a ti como lector, ¿qué tipo de comics te gusta leer en la actualidad? ¿Cuáles te gusta compartir con tu peque que también es fanática?

De lo que he leído últimamente: Dandadan. Es un manga loquísimo y ¡es muy, muy divertido!

Va de un chico que cree en los ovnis pero no en los espíritus, y una chica que cree en los espíritus pero no en los ovnis, y la chica acaba siendo abducida y el chico acaba siendo poseído, y se dedican a luchar contra espíritus y alienígenas. Luego, estoy a tope con Asadora de Naoki Urasawa.

¡Veo que consumes mucho manga!

Si, el manga es lo que más me gusta ahora, aunque también me gusta mucho el libro de Álvaro Ortiz de La Pequeña Genia. Yo leo a Ortiz a tope.

¡Yo también me declaro fan de Álvaro!

Además, has lanzado proyectos propios como Black Hand & Iron head que al principio salió publicado on line y luego ya se ha ido publicando en formato papel, incluso estás trabajando en una segunda parte.

No solo estoy trabajando, hoy lo termino.

¿Hoy?

¡Exclusiva! Hoy

Sobre este tema, te quería preguntar por el hecho de tener proyectos propios y luego nos hables un poco sobre Black Hand & Iron head.

El comic se puede bajar de panelsyndicate.com. Págame lo que quieras o págame cero, allá tú.

Va sobre dos hermanas que no saben que son hermanas al principio, y una de ellas es una súper villana y la otra es una súper heroína, y si bien esta en un entorno de superhéroes, no va exactamente de superhéroes. La segunda parte tiene más de superhéroe pero la primera es mas comedia familiar.

Es una necesidad a nivel profesional, por trabajar la vena como escritor. También es muy importante ser consientes de que cuando trabajas para las grandes editoriales americanas, el producto de tu trabajo, la plusvalía, se la quedan ellos. Y de los no sé si fueron 2mil millones que produjo Capitana Marvel, yo no me llevé nada, porque es propiedad de ellos.

Tienes que ser consciente de que hay que empezar a producir obras que a la larga te mantengan a ti. Yo me daba cuenta cuando hacía Black Hand & Iron head, que la popularidad que tengo, como autor de comics de Marvel es muchísima más alta que la popularidad que tengo como autor de obras propias, por lo que todo el trabajo que he estado haciendo hasta ahora, ha sido para Marvel en todos los aspectos.

Yo estuve en Italia, y el mismo día tenia firmas de tres cosas diferentes, de tebeo de Marvel una fila gigante, de una cosa que hice años atrás, una fila gigante, de lo mío, tres personas. Es un choque de realidad.

Ahí te das cuenta de que estando la industria como esta -creo es muy importante que los autores sean consientes de cómo funciona la industria en la que están-, te das cuenta de que los lectores -¿quién los culpa a ellos?-. Cada uno lee porque le da la gana, el lector es lector de Batman, no de los autores que hacen Batman, y con que haya un Batman en portada al lector le va a gustar, porque es lo que quiere.

Viñeta de Black Hand & Iron head

Si, puede que haya público que se vaya enganchando a los dibujantes pero inicialmente no lo compran por eso…

Exacto y esto es algo que han hecho muy bien David Rubín o Paco Roca, por ejemplo, que han sabido hacer crecer a su propia audiencia.

Hacer marca propia

No sé si se trata de hacer marca propia, pero que tú seas tu obra, y que la gente busque el último trabajo de Paco Roca. Paco Roca creo que con la primera edición de El Cisne Negro, colocó 65.000 copias de la primera edición. Esto es una locura para el mercado español. Y es el camino a seguir.

No seré Paco Roca pero si podré hacer mi obra y por lo menos intentarlo, no voy a quedar diciendo “no, es que piensa, es difícil”, pues abra que apostar pienso yo.

Sí, hay que moverse, hay que probar, nunca sabes que es lo que va funcionar más o menos.

Hemos hablado mucho de superhéroes, ¿has pensado hacer algún comics con alguna idea loca, o si no te lanzo aquí la idea, vampiros, zombis, extraterrestres?

No puedo dar detalles, pero voy hacer un comics de vampiros a medias con un guionista español. Ahí lo dejo, ya lo veréis, y vais a flipar, está estupendo.

Me lo paso, este ser humano… no voy a decir el nombre. El me dice “oye, ¿tú crees que tu amigo piiiii, le gustaría hacer este tebeo?”, yo dije -antes de leer- “esto tiene mucho lio, a ver que me traes” -un poco como lo de la Capitana Marvel-. Y entonces me lo leí por curiosidad y dije “pues mira el no, pero yo sí”, y no se lo pasé a la persona y le dije “a mí me apetece”, es que es muy bueno, ya lo veréis.

Y en cuanto a ideas locas pues ya estoy pensando, termino hoy Black Hand & Iron head segundo episodio, si funciona haría la tercera, pero al principio aquí nos quedamos.

Ya estoy pensando en mis próximas cosas, me apetece volver al slice of life, que es un poco lo mío, y ahora tengo dudas si hacer un slice of life de género fantástico o slice of life de slice of life y ya está.  

Muy bien, pues te iremos siguiendo en redes sociales y en tu canal de YouTube, Streaming de Dibujantes

Muchas gracias a David por este ratito y a Kuky’s Place por cedernos su espacio para la grabación de la entrevista. Sigue el trabajo de David López a través de sus redes sociales @davizlopez https://about.me/david_lopez y, por supuesto, descarga BlackHandIronHead.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enter Captcha Here : *

Reload Image