Adéntrate en el mundo de Mrs. Maple: acuarelas, letras ilustradas y art journals

Adéntrate en el mundo de Mrs. Maple: acuarelas, letras ilustradas y art journals

Instagram me hace llegar hasta nuevas ilustradoras como Ana, alias Mrs Maple. Ilustradora empedernida, mamá primeriza y amante de todo lo creativo. Tras aficionarme a sus acuarelas, letras ilustradas y a sus art journals mensuales, hoy hablo con Ana para que nos cuente cómo ha ido adentrándose en el mundo de la ilustración.

¡Háblanos de tus primeros dibujos! ¿De dónde viene ese amor por la ilustración?

Nací en Valencia en 1979. Recuerdo que era más de estar en casa que en la calle y me entretenía mucho con los colores, los recortables e inventando historias.

Mis primeras ilustraciones fueron para mi hermana, nos llevamos casi 5 años, pero siempre hemos jugado mucho juntas. Aunque teníamos muchos cuentos, cuando ya nos habíamos cansado de leerlos empecé a inventarme algunos y a ponerles dibujos. Luego los grapábamos y ¡hasta montamos una biblioteca!

Recuerdo un día que mi madre y mi tía hablaban de apuntarnos a alguna actividad extraescolar. Mi tía siempre había dicho que yo dibujaba muy bien y convenció a mi madre para apuntarnos a una academia de dibujo de bastante prestigio y entretenernos los sábados por la mañana. Fue el mejor regalo que pudieron hacerme, tenía 11 años. Estuve asistiendo a las clases durante 4 o 5 años, hasta que las cosas empezaron a ponerse complicadas en el instituto y mi tiempo libre fue para estudiar.

Señora Maple

He leído que eres científica… ¿Qué es lo que te atrae de la ilustración?

Estudié ciencias porque era muy curiosa y me apasionaba el cuerpo humano y la vida. Destacaba en las asignaturas de biología y también de filosofía, pero me parecía que era más fácil o tenía más claro las carreras que podría estudiar por la rama de ciencias y aunque mi madre me decía que yo era de letras, no le hice caso.

Llegó COU y aún sabiendo que tendría buenas notas y que el selectivo no sería una dificultad, no sabía qué carrera escoger. Así que, fue el orientador del instituto quien me habló de una carrera nueva “ciencia y tecnología de los alimentos” me gustó mucho el programa y me decidí por ella. Disfruté de la carrera, me fui de Erasmus (cuando nadie se quería ir y sobraban las plazas) y pude hacer las prácticas en un laboratorio en Bologna que me rascó el gusanillo de la investigación. A la vuelta a España, estuve preguntado por los departamentos de mi facultad y conseguí una beca para hacer la tesis doctoral. Viajé al extranjero, escribí muchos artículos y vi la cara dura de la carrera universitaria, así que cuando se terminó la beca vino un punto de inflexión que me sacó un poco de ese mundo y aunque nunca había dejado de pintar, encontré en el dibujo mi refugio.

Ahora creo que soy más ilustradora y que me atrajo un tiempo la ciencia. No puedo describir con palabras cómo me abstraigo, disfruto y echaría horas y horas a estar pintando. Siempre quiero más, explorar nuevas técnicas, hacer más cursos, crear otros productos. La entrega que le puse a la ciencia me agotó.

¿Cuáles fueron tus primeros pinitos como artista?

El primer éxito que recuerdo fue en los años de la academia. Siempre se hacía una exposición a final del curso y era muy emocionante tener la oportunidad de ver tus obras en el hall de entrada. Uno de esos años vi que mi obra tenía el cartel de segundo premio. Es increíble cómo recuerdo aún esa sensación de incredulidad y el orgullo de mi madre. Fue con un cuadro en gouche de inspiración naïf, el estilo que siempre quería dibujar.

El resto de pinitos me los ha dado mi comunidad en Instagram. Empecé a compartir dibujos que hacía por el simple hecho de disfrutar y cada vez era más gente la que empezaba a preguntar si los vendía, si aceptaba encargos, etc. Fueron ellos los que me empujaron a hacer la primera colección seriada sobre el mago de Oz y las letras ilustradas que hoy se pueden ver en mi feed.

¿Qué es para ti lo más importante a la hora de plantear una nueva ilustración?

Que sea algo que me palpite, algo que me apetezca hacer, probar, indagar, cuando dibujo libremente.

En el caso de las letras ilustradas el tema viene conversando con la persona que realiza el encargo, muchas veces lo tienen claro, otras no tanto o son demasiadas cosas que no empastan unas con otras. A medida que he ido haciendo más letras noto que quedan mejor cuando tienen una escena o un hilo conductor, así que me curro esa parte. Hablo mucho con la gente y voy sacando los elementos que veo que tienen más valor para ellos. A veces, si no caben tantas cosas le doy la vuelta a algunas. Por ejemplo, si quieren que salga toda la familia pero no caben, metemos un personaje principal y al resto los incluimos a través de fotos o cuadros.

Prefiero que las letras tengan espacios muertos para que destaquen las cosas principales y que no sean un refrito de todo lo que le gusta al ilustrado.

Letras ilustradas Señora Maple

 Te he visto usando acuarelas, digital… ¿Qué es lo que más te gusta?

Me gusta mucho más el proceso analógico, mi base es con témperas y óleos, las acuarelas siempre se quedaron pendientes y las toqué muy poco, pero con diferencia es la técnica que más me gusta. Lo que pueden conseguir esas transparencias me tiene cautivada.

Últimamente pinto algo en digital porque el ipad Pro y procreate nos lo han puesto muy fácil, pero tengo poco recorrido con el este tipo de dibujo y tiendo a hacerlo como si pintase en analógico.

De los trabajos que has hecho hasta el momento, ¿cuáles son aquellos de los que te sientes más orgullosa o te gustan más?

Estoy muy contenta con la colección del Mago de Oz porque fue mi primera (y de momento única) serie limitada y voló. Pero no me pidas que me quede con un único trabajo porque les pongo tanta alma a todos y conozco al final tanto a quien se lo lleva que es como si me haces elegir un hijo. Imposible.

Ilustración El Mago de Oz Señora Maple

Háblame sobre las Letras Ilustradas Maple… ¡me encantan y me parecen un detalle precioso para regalar!

Aunque ya las he mencionado son unas letras que llevan dentro representando lo que quiere la persona que las encarga. Es un servicio de “dibujo para ti”, pero con el plus de que interpreto, no es directamente copiar una foto, retratar a alguien, lleva un proceso creativo adicional. A veces me piden letras con princesas Disney y siempre digo que eso no lo hago. Yo te dibujaré una princesa distinta, tu princesa.

Las letras empezaron de manera muy casual. Quería hacerlas porque siempre he llevado muy cosidas las letras a mi corazón, me pareció una idea chula para introducir dibujos de las películas que me gustan, Mary Poppins, Alicia en la País de las Maravillas y así empezó, con una M, una A, hasta que un día hice una L para mi sobrina, me pilló por sorpresa la celebración de su cumpleaños y no tenía nada que llevarle. Después un amigo me pidió una G y así fueron llegando todas las demás.

Señora Maple letras ilustradas

Abro el proceso de encargo una vez al año y cojo muy muy pocas. Hoy por hoy vivo de otro trabajo y no puedo dedicarle más tiempo a las letras, así que es algo muy exclusivo. Lamento toda la gente que me escribe y tengo que decirles que el proceso está cerrado o que no cojo más encargos. A ellos les doy la posibilidad de mandarme un mail para que cuando vaya a poder disponer de tiempo para coger más letras avisarles antes que a nadie.

¿Qué tipos de cosas influencian tu trabajo?

Me fijo mucho en lo que me rodea y en otros artistas. Gracias a las redes sociales puedo seguir de cerca el trabajo de otros y observar sus paletas de color, sus trazos. Me gusta siempre que aunque el dibujo sea digital parezca dibujado a mano.

Tienes un blog personal y además compartes tu arte en redes sociales, ¿crees que ayuda a que se conozca tu trabajo?

Sin ninguna duda. De hecho son la ventana para que mi trabajo se pueda llamar así. Para mí las redes sociales, en concreto Instagram, son mi herramienta más potente. En esta red conjugo un poco todo lo que me gusta, la fotografía, el dibujo, escribir y escuchar.

Es impresionante lo cercanas que sientes a personas que nunca has visto, que te admiran y a las que admiras. Se crean unos vínculos que con otras plataformas son muy difíciles de conseguir.

Me permite expresarme mejor incluso que en la vida real, porque siempre he sido muy vergonzosa, sin embargo paradójicamente en este ámbito en el que me puede estar viendo mucha gente no siento ese miedo.

El blog sigue ahí pero está un poco abandonado, siento que ya cuento mucho en el día día de Instagram, pero he de volver a recuperar ese tipo de escritura.

resumen mrs maple

¿Algún proyecto en curso? ¿Algún sueño próximo?

Por suerte casi siempre tengo proyectos entre manos y me deja poco espacio para hacer otras cosas. Quiero volver a sacar ilustraciones seriadas, que puedan alcanzar a más gente.

Me encantaría también crear pegatinas o elementos para “art journal”, algo que también practico. Por seguir, me gustaría ilustrar algún packaging.

Y como sueño, escribir un cuento junto a mi marido. Él a los textos y yo a los dibujos,

¡Sigue el trabajo de Ana en su cuenta de Instagram! ¡Te encantará ver sus vídeos y fotos con nuevas ilustraciones!

Tagged , .

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter Captcha Here : *

Reload Image