Tendencias innovadoras para esta década

Mobile Trends 2020

Estos últimos días, la mayoría de blogs se llenan de despedidas y balances de como ha ido el 2009, así como de posibles previsiones para el 2010. Esto se debe a que no sólo estamos despidiendo un año, sino que entramos en una nueva década.

En el reconocido blog sobre tecnología móvil, m-trends.org, cerca de 35 profesionales de las comunicaciones móviles e inalámbricas han escrito sus predicciones y tendencias más significativas para la próxima década. Aunque en un principio, el documento sólo pretendía comentar los próximos desarrollos en tecnología móvil, han surgido conceptos e ideas interesantes acerca de la innovación de próxima década y quería comentaros un poco al respecto.

Sabemos que esta década va a continuar con corrientes que hemos comenzado a vivir durante este 2009. Si todo va bien, será una década de apertura, intercambio, colaboración, creación e inspiración. El intercambio de conocimientos e información, así como la colaboración entre personas, será continua.
Los servicios físicos y los online van a estar cada vez más conectados. En parte, por la ubicuidad, los teléfonos móviles conseguirán llegar a más gente que con los ordenadores y esto se verá reflejado en el mercado y la multiplicación de contenidos creados por diferentes usuarios en todas partes del mundo.

En la telefonía está cobrando cada vez más importancia otros aspectos a parte de los propiamente técnicos. Un teléfono será 50% hardware y 50% servicios de software, widgets, servicios integrados, aplicaciones, tiendas de aplicaciones…

Algunos expertos apuestan que las llamadas serán gratuitas pero en cambio aumentará el coste de la transferencia de datos.  E, incluso, ante la posibilidad de hacer llamadas gratuitas es posible que las compañías telefónicas comiencen a incluir en sus tarifas algunos contenidos de descarga (música, videos, libros…) y las empresas comiencen a invertir más en aplicaciones móviles descargables como nuevo modelo de mercado y para dar a conocer su imagen de marca y productos.

Por supuesto, la conectividad no viene sólo desde los teléfonos móviles, sino que desde videoconsolas, eReaders, cámaras, reproductores, casas, coches, espacios públicos y desde los propios edificios. Open environments que servirán para interactuar. Además, cambiará la interfaz de usuario: voz, tacto y movimiento crearán nuevas formas de expresión para reunir datos.

Me ha gustado el concepto de Daily Data que menciona Timo Arnall, Investigador en la Escuela de Oslo de Arquitectura y Diseño. La generación de información actualizada y diaria se convertirá en algo imprescindible. En las ciudades existirá un urbanismo en red (networked urbanism) en el que datos e información inteligente ayudará a conocer y regular las dinámicas urbanas de la ciudad y de los ciudadanos.

Será necesario tener bases de datos dinámicas en continua actualización que se volverán imprescidibles para dar unos mejores servicios al ciudadano.

Son muchos los expertos que coinciden en que esta será la decada de la realidad aumentada (contenido digital localizado en contexto físico). La localización se convertirá en el centro de acción de los dispositivos móviles e imprescindible para la interacción.

La convergencia de realidad física, aumentada y virtual nos hará experimentar nuevas formas de obtener información, así como de búsqueda y descubrimiento de los espacios de la ciudad. Tanto las formas de entretenimiento, juegos, formas de promoción del comercio minorista e incluso de salud se verán influenciadas por un cambio.

El conocimiento de nuestro entorno a través de proximidad y de otros sensores, tales como la geo-localización permite que el usuario superponga información en la parte superior de las imágenes de la realidad aumentada, y la interacción con los objetos físicos a través del teléfono (para saber más acerca de esos objetos) se conviertirá en una herramienta común y diaria.

¿Llegará un momento que crecerá tanto su uso en nuestras vidas que los prefijos “aumentado” y “virtual” no serán necesarios? Lo que está claro es que los objetos, animales y lugares son capaces de reunir información y datos. Es posible que más que las propias personas.

Por ejemplo, estaremos en un restaurante con nuestro teléfono y alguien habrá dejado información allí que podremos ver (“no pidas huevos, están malos”, “esta zona está reservada”, el periódico indica “compra entradas ahora para este espectáculo”…).

La publicidad dejará a un lado el concepto de desarrollarse en una web1.0 y centrada en el ordenador. Cada vez se desarrollará más publicidad como contenido móvil y localizada. De forma que al pasar por una calle podamos recibir publicidad de las propias tiendas en nuestro teléfono o como el caso de ver el un anuncio en el periódico, pasar nuestro teléfono por encima y recibir información extra de nuestro interés.

Los expertos comentan que la política también se verá influenciada por una mayor expresión de los ciudadanos, incluso es posible que comience a implantarse la votación desde el teléfono móvil. Pero antes de eso habría que trabajar en la identificación y control de las personas vía móvil. Además, preparémonos para los problemas de privacidad y auténticas guerras de derecho de propiedad.

La convergencia de los pagos físico y virtual también se ve cercana. Con esto no me refiero a que seremos capaces de administrar nuestro dinero a través de nuestro teléfono móvil, sino que lo utilizaremos para pagar por los productos en los puntos de venta autorizados. ¿Es posible que los pagos móviles reemplazarán a la moneda física?. Incluso se comenta que podremos hacer otras gestiones financieras como préstamos, ahorros, pagos y transferencias.

En definitiva, este es el momento de innovar e invertir en nuevas empresas. Es posible que los responsables de capital riesgo comiencen a hacer grandes de inversiones estratégicas en empresas de aplicación móvil en 2010 (como en el 2009 con las inversiones en Shazam, Smule, etc.). Grandes marcas podrían estar interesadas en adquirir pequeñas aplicaciones que mejoren la oferta de sus productos.

Un experto comentaba que startups americanas de telefonía móvil conquistarán Europa. No será así, si Europa no se duerme en los laureles y espabila. En los últimos eventos de empresas de base tecnológica a nivel de Europa siempre hay apuestas interesantes. Creo que hay talento de sobra para crear nuestro propio Silicon Valley europeo.

Aunque todos los pronósticos se romperán si algún día Asia abre su mercado móvil y tecnológico. Como Docomo, compañía japonesa de móviles, abra su mercado… fliparemos. Siempre van varios años por delante de Europa y Estados Unidos.

En la presentación tenéis bastantes más comentarios y visiones de futuro que algunos expertos tienen del medio a nivel internacional. Algunos se atreven a dar una visión más futurista y atrevida, como que el bluetooth del móvil irá conectado a nuestra oreja y nos permitirá utilizar el micrófono con comodidad, que llegará a haber sensores que detectarán la actividades cerebrales y el móvil actuará según pensemos. E incluso que existirán personas holográficas con las que interactuar o cyborgs.

¿Qué os parece? ¿Llegaremos en estos próximos 10 años a estas previsiones? ¿ las superaremos? ¿o nos quedaremos cortos como ocurrió en Regreso al Futuro? El mundo de la tecnología es imprevisible…

 

3 comments

    • Jaja, eso está complicado… no sé si las tecnologías llegarán a conseguir que nos quedemos durmiendo en nuestras casas más tiempo…
      Pero mejorar la calidad de vida, seguro 🙂

Leave a Reply