Pienses lo que pienses, piensa lo contrario

Hacía días que quería comentar un libro con el que me hice un día esperando en Atocha. Si, es uno de esos libros que sitúan estratégicamente en las librerías de las estaciones y en el Vips para que de un vistazo te entren ganas de llevártelos…

Pienses lo que pienses, piensa lo contrario” es un libro visual de 144 páginas, con poco texto, mucha ilustración y, sobre todo, con pequeñas historias basadas en hechos reales que dan para pensar. Todas ellas con su lógica y sentido común.

Paul Arden fue un creativo publicitario reconocido en su ámbito y que ha publicado varios libros sobre publicidad y motivación. A pesar de su perfil, es un libro que viene bien para la autoafirmación personal, creatividad , toma de decisiones y ayuda a no desperdiciar el talento que cada persona lleva consigo.

Por supuesto, no es el mejor libro del año ni es lo mejor que he leído ultimamente, pero es curioso y diferente; como una guía que nos recuerda que no debemos dejar de ser nosotros mismos y hacer lo que creamos oportuno en cada momento. 

Todos tenemos la costumbre de adaptarnos a nuestro entorno, renunciando en muchas ocasiones a nuestras propias ideas o a nuestra forma de pensar.  Una de las razones por las que me gusta el libro, es que el autor insiste sobre un concepto con el que estoy totalmente de acuerdo y defiendo: el valor está en cada persona. Cada persona es única y hacemos las cosas de una forma diferente a otra. Paul Arden insiste en que lo que nos distingue de los demás es la mejor vía para triunfar y muchas veces las costumbres o las normas hacen que no seamos nosotros mismos. Ah! Y que no es malo equivocarse o cometer errores, puesto que es algo que nos ayuda a ser como somos y evolucionar.

Según Paul Arden, la clave del éxito se basa en pensar exactamente lo contrario de lo primero que nos viene a la cabeza. Nadando a contracorriente es cómo conseguiremos sacar lo más valioso que hay en nuestro interior, lo que hace que cada persona sea especial e irrepetible.

Para tener buenas ideas, a veces es necesario pensar las cosas de otro modo.

No ocultes tus ideas. Muestra todo lo que sabes y valorate a ti mismo.

Para crear una marca propia y personal hay que saber diferenciarse y ser como uno mismo quiere ser.

No olvides que las personas estamos en continuo desarrollo y aprendizaje. Todos cometemos errores.

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

One comment

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter Captcha Here : *

Reload Image