Filosofía Jedi para todos los días

Filosofía Jedi para todos los días

Hay muchas cosas que me gustan de las películas de Star Wars (el universo que han sido capaces de crear, los personajes, los giros inesperados de la historia, la banda sonora…), pero sin duda, una de las más atractivas es la ‘Filosofía Jedi’, es decir, el camino que guía a los caballeros Jedi a lo largo de toda la historia y que les permite permanecer (aparentemente) serenos ante cualquier problema.

Algunas reflexiones que los maestros han compartido con sus padawan son frases tan carismáticas como “hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”“miedo, ira, agresividad, el lado oscuro ellos son. Si algún día rigen tu vida, para siempre tu destino dominarán” o “concéntrate en el momento. Siente, no pienses, usa tu instinto”. Vamos, frases que perfectamente podríamos aplicarnos cualquier día a nosotros mismos o decir en un momento de crisis el trabajo.

 

Por esa razón, he querido ir más allá e investigar de dónde viene esta filosofía jedi y cuáles son sus principales influencias.

Origen de la Filosofía Jedi

Si analizamos el origen de la filosofía Jedi, todas los recursos que he encontrado hablan de que el Camino Jedi es una síntesis de tres religiones o filosofías orientales con ciertos matices extraídos de los caballeros medievales de Europa. Analicemos una a una y veamos la relación:

El equilibrio del Taoísmo

La principal fuente de inspiración de la filosofía Jedi es el Taoísmo, una filosofía china que quiere decir “el Camino” o “el Camino de la Naturaleza” que busca lograr el equilibrio y existir en armonía con naturaleza (y con todos los seres vivos).

En el Taoísmo no hay dioses y todo gira entorno a una energía primaria (esto encaja totalmente con lo que vemos en las películas de Star Wars). Esta energía primaria se expresa en el mundo como dos fuerzas: el “yin” o fuerza femenina pasiva y el “yang” o fuerza masculina activa. Ninguna de estas fuerzas representa el bien ni el mal, si no que lo importante es que estén en equilibrio en todo momento.

El yin y yang crean el “qi”, que es la energía vital que se encuentra en todas las cosas y que se utiliza en muchas prácticas tradicionales chinas para el tratamiento de enfermedades, dolencias, etc. Según la leyenda, los maestros del “Qigong” son capaces de tener poderes místicos y mover objetos con la mente. Bastante similar a lo que hacen nuestros caballeros Jedi, ¿verdad?

Incluso dicen que el nombre del Maestro Jedi “Qui-Gon Jin” es una referencia.

 

Alejar los apegos emocionales del Budismo

También se dice que la filosofía Jedi tiene muchas connotaciones del budismo, sobre todo del zen japonés. El zen da importancia al “no apego” y a ser capaces de dejar atrás emociones vinculadas con personas, lugares y objetos, ya que estas emociones pueden cegarnos de la realidad.

Esto es algo que Obi Wan le recuerda en numerosas ocasiones a Anakin en las primeras películas, ya que es un personaje que se deja llevar demasiado por sus sentimientos.

El bien y el mal del zoroastrismo

Otra influencia en la filosofía Jedi que he leído en internet es el zoroastrismo (una religión que desconocía), una antigua religión persa que mostraba el mundo como un constante campo de batalla entre el bien y el mal.

Esta religión apenas es practicada en la actualidad, aunque se supone que ha influenciado a muchas otras (incluso se ve reflejada en Dios y en el Diablo de la religión cristiana).

El código de la caballería medieval

Y, por último, son obvias las influencias del código de caballería de los caballeros medievales en Europa, sobre todo en las películas que aparece el Consejo Jedi que se aseguran de que todo siga el Código Jedi adecuado. Esto podría recordar al código de caballería que incluía reglas de combate, cortesía, honor, lealtad, valentía…

Por lo que podemos ver que la filosofía jedi cuenta con muchas referencias a religiones y filosofías del mundo, ¿podríamos decir que los creadores de la saga supieron elegir lo mejor de cada una? 🙂

Cómo aplicar el código Jedi en nuestra vida

A través de las películas, la filosofía Jedi parece una de esas cosas que serían interesantes aplicar en nuestro día a día (y que puedo ver en tendencias actuales como el Mindfulness). Solo veo ventajas a buscar el equilibrio o no dejarse llevar demasiado por las emociones

Y muchos fans piensan lo mismo, ya que el Jediismo existe (el mayor movimiento existe en Reino Unido). Un estudio de la facultad de religión de la Universidad de Cambridge, publicado en 2015, revela que al menos dos mil personas aplican en su día a día la filosofía Jedi, cantidad que iguala a movimientos religiosos y espirituales como la Cienciología y el Rastafari.

 

 

Si cada persona está compuesta de cuerpo, mente, emoción y alma, ser Jedi da importancia a todas las partes de forma igualitaria. Tal y como hemos visto en las películas, un entrenamiento Jedi se compondría de:

  • Meditación
  • Entrenamiento físico
  • Artes marciales
  • Estudio y aplicación
  • Atención plena

No suena nada mal retirarse durante una semana a un entrenamiento Jedi, ¿no?

Además, hay algunos consejos del Código Jedi que es importante destacar:

  • No hay emoción; hay paz
  • No hay ignorancia; hay conocimiento.
  • No hay pasión; hay serenidad
  • No hay caos; hay armonía
  • No hay muerte; ahí está la fuerza

 

¿Qué te parece? ¿Te animarías a aplicar algunos consejos de la filosofía Jedi en tu vida? ¿La saga de Star Wars ha marcado tu vida de alguna forma?

 

“Tú encontrarás en tu mundo aquello que le traes a tu mundo, aquello que le provees o que le aportas. Y, en tu mundo te puedes ver a ti mismo reflejado, ves tus pensamientos y tu comportamiento. Observando el mundo a tu alrededor podrás hacerte una idea de ti mismo y de lo que necesitas para mejorar” – Obi-Wan Kenobi.

 

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *