Errores que debes evitar en social media marketing

En el último año, más y más empresas se han unido a las redes sociales, pasando de ser un fenómeno o burbuja a una realidad que cualquier empresa debe tener en cuenta en su plan de comunicación.

Ante este “boom”, muchas marcas y profesionales se han introducido en él, consiguiendo ejemplos de estrategias de éxito a tener en cuenta (como por ejemplo, Ferrero Rocher, Nike, Starbucks, Privalia, Chicisimo…) y auténticos errores –de gente autodenominada “especialistas” o “gurús”– que los alejan de los verdaderos objetivos que deberían tenerse en cuenta para estar presente en las redes sociales.

Echemos un pequeño vistazo a los errores más comunes en social media que he visto ultimamente (y alguno, por supuesto, que he ido aprendiendo por experiencia propia):

  • No por el por el mero hecho de exisitir, una empresa debe estar en Facebook. No todas las empresas están preparadas para tener presencia en redes sociales por igual. Hay un camino a recorrer y unas fases a seguir. Cada empresa y cada marca es un mundo, y debemos ajustarnos a las necesidades y objetivos de cada una.
  • Usar pequeñas tácticas sin una estrategia detrás. Si tu meta es tener la mayor cantidad de followers o fans cada día, entonces estás haciendo algo mal. Tu marca puede tener un millón de fans pero es posible que tus mensajes no estén llegando a ninguna parte, que nadie entre en tu web/blog o que no haya ventas. No olvidemos que lo más importante en social media es aportar un contenido relevante. Puedes crear contenido relacionado con tu marca o compartir noticias que resulten interesantes para tus clientes. Muchas marcas dicen “Genial, tenemos X miles de followers en twitter!“. ¿De verdad crees eso?, habría que ver cuántos de esos perfiles son spam, cuántos realmente interactúan con la marca, cuántos de ellos nos añaden en sus listas de twitter (señal de que nuestro contenido les gusta), cuántos comparten o retwitean nuestros contenidos…
  • Querer estar presente en todas las redes sociales. Una de las primeras preguntas que debemos hacernos al crear una estrategia debe ser donde están nuestros clientes. Es mejor ser más activo y cercano en pocas plataformas, que actualizar poco y estar presente en muchas. Sólo porque en Facebook haya 500 millones de personas no significa que Facebook sea la mejor plataforma para tu negocio. Quizás si son más mayores sea mejor estar en Twitter y LinkedIn. O según el país te interese estar más en una red social o en otra. La clave es encontrar qué tecnologías y qué plataformas usan los clientes, donde están participando, publicando y comentando.
  • Aprender a escribir y transmitir los mensajes claramente. Si quieres ser un “content media manager”, “community manager” o como prefieras denominarte es imprescindible que tus lectores entiendan el mensaje que quieres transmitir. Y, por Dios, un poco de cuidado con la ortografía…
  • No olvides que las redes sociales, como la tecnología, no son la finalidad de tu cliente. Su finalidad es dar un servicio, vender un producto y conseguir resultados.
  • No paralizar la conversación por controlar las estadísticas. Las redes sociales son un mundo para introducirse, experimentar, medir y repetir aquello que funciona. No hay que permitir que una obsesión por las cifras retrasen la estrategia. Mucho tiempo realizando hojas de cálculo puede hacer que  la competencia se adelante. Los clientes de tu marca ya están hablando de ella. Si quieres descubrir los problemas de tus clientes es necesario escucharles y conectarse con ellos a través de los social media. A mi me gusta mucho la frase en inglés “Learn by doing“, descubre que necesitan y desarrolla las estrategias y soluciones necesarias.
  • No obsesionarse con las políticas de uso de social media. Muchas empresas quieren tener una política de comunicación totalmente controlada, así como un manual de comportamiento de que hay que hacer en cada caso en las redes sociales. No hay que obsesionarse con querer tener el control absoluto de lo que ocurre y se comenta, con temas legales o de presencia online. Es cierto que pueden ocurrir “desmadres” pero lo importante es ser cercano con los clientes y transmitir bien el mensaje de la marca en todo momento.
  • No repitas estrategias y mensajes hasta la saciedad. CREATIVIDAD, FRESCURA y ORIGINALIDAD, por favor.
  • Y, lo más importante, no hay que olvidar que las redes sociales son para CONECTAR personas. Es la función principal del social media. Las redes no están pensadar (por el momento) para vender a los clientes. Las redes sirven para escuchar, compartir y que la marca se vuelva humana y cercana. Deja de postear ofertas a todas horas o de decir lo guay que eres.

Y hasta aquí lo dejo por hoy. Como siempre, meras opiniones personales y abierta a comentarios… 🙂

 

aprende a escribir y transmitir los mensajes claramente
Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

2 comments

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Enter Captcha Here : *

Reload Image