Entrevista a Xavi Puig y Kike García de El Mundo Today

Entrevista a Xavi Puig y Kike García de El Mundo Today

El Mundo Today es uno de esos medios online que no necesitan presentación. Miles de personas comparten cada día sus noticias en tono de humor tras echarse una buena carcajada.

Este blog, lanzado en 2009 por dos amigos que se conocieron en la universidad, se ha convertido en el diario satírico más importante de España. Además, ha generado material para Youtube, colaboraciones en la radio y hasta su propio espectáculo teatral (El Mundo Today Live).

Hablo con sus creadores, Xavi Puig y Kike García.

Xavi y Kike ya os conocíais de la universidad, ¿por qué decidisteis crear un blog como El Mundo Today?

Cuando acabamos Filosofía y decidimos apuntarnos ambos a Comunicación Audiovisual, teníamos bastante claro que el mundo del guión era lo que nos interesaba. Y, dentro de este marco, el humor. El Mundo Today fue el formato que más nos apeteció explorar, primero como proyecto televisivo y luego en la red. Un blog no fue la primera idea, pero sí la que estaba más al alcance.

¿Si no hubierais creado El Mundo Today creéis que también estaríais vinculados con el mundo de la comedia?

Sí. De hecho, hemos trabajado en proyectos de comedia fuera de El Mundo Today. Juntos o por separado. Y en publicidad también. Nuestra formación se asienta en la Filosofía y la Comunicación Audiovisual, ambas nos han entrenado en eso de escribir.

¿Creéis que el humorista nace o se hace?

Existe una tendencia natural a afrontar las cosas desde el humor. Una manera de estar en el mundo, o de defenderse de él incluso. Pero hay mucha gente que tiene esa tendencia y no se dedica al humor. Para ser humorista, hay que producir humor de manera regular. Convertir la actividad en tu modo de vida, incorporar el oficio, sus fórmulas y sus tácticas.

Lanzasteis el blog en 2009, ¿cómo consideráis que ha cambiado Internet desde entonces?

Ha cambiado muchísimo, y nos hemos ido adaptando. La consolidación de las redes sociales ha modificado muchas cosas, en especial la interacción con los lectores. Facebook, especialmente, ha logrado articular la difusión de contenidos en gran medida, con el poder que eso le da. También han proliferado las estrategias de posicionamiento en buscadores, desnaturalizando los contenidos. Y han surgido webs de éxito que viven de contenido ajeno de forma exclusiva. Un panorama bastante cutre en el que, sin embargo, el contenido de calidad brilla cada vez más. Es la parte buena del asunto.

¿Cuál diríais que es la clave de El Mundo Today (haber sido de los primeros medios satíricos españoles, la constancia, el tipo de humor…)?

Nuestra obsesión es perseguir la rentabilidad sin tocar la línea editorial, que pese a ser bastante mainstream es al mismo tiempo muy nuestra, refleja bien nuestra forma de ser. Nuestra idea es perfeccionar esa línea editorial, no lastrarla para arrancar clicks. Seguimos publicando lo que nos hace gracia. Paradójicamente, pensar más en lo que nos gusta a nosotros que en lo que puede gustar a los demás es lo que, a la larga, hace que coseches una audiencia fiel, que comparte tu sentido del humor y que incluso sabe distinguir a estas alturas si un artículo es de Xavi o es de Kike. Y la constancia, por supuesto, es fundamental también.

Comparativa de portada de El Mundo Today ayer y hoy

¿Cómo se toma la decisión de que el hobbie pase a ser profesión?

Nunca fue un hobby en realidad. Aunque no diera dinero desde el minuto uno, ni el dos ni el tres, siempre nos tomamos el proyecto como un reto profesional. A la larga, El Mundo Today ha acabado fagocitando los hobbies que pudiéramos tener. Pero no vamos a quejarnos por tener cada vez más trabajo.

Ahora mismo contáis con un equipo de redactores. ¿Qué tenéis en cuenta a la hora de elegir al equipo?

Desde hace unas semanas contamos con Vero, una becaria a la que hicimos una prueba de guión nada fácil y que superó estupendamente para nuestra alegría. Pero nunca antes habíamos hecho pruebas ni nada parecido porque siempre elegíamos a los colaboradores después de haberlos visto trabajar. Mario Albelo es un guionista de mucho nivel con quien coincidimos en varios proyectos, el último de ellos el programa de José Mota. Así que sabíamos qué podía darnos y tuvimos la suerte de que aceptara colaborar con nosotros. Y Alberto González, que hace las viñetas de nuestra sección de Humor, es un lujo de profesional que tiene tanto o más prestigio que nosotros. En general, trabajamos con gente a la que admiramos mucho y con la que además nos iríamos -y nos vamos- de cena. Es un privilegio.

En redes sociales el titular lo es todo, ¿tenéis alguna clave para crearlos?

Los titulares son clave para determinado tipo de lector, es verdad, el que busca la risa rápida. Pero seguimos cuidando los desarrollos tanto o más. Para los titulares, no hay claves concretas salvo la facilidad que uno tenga para idearlos y el músculo que haya ido creando a base de generar cientos de ellos mes tras mes. Luego uno se da cuenta de las fórmulas que funcionan y, cuando no hay inspiración, tira de oficio. Ese oficio lo reconoces cuando llevas tiempo dedicándote al ensayo y el error y sacando conclusiones de los éxitos y los fracasos.

Titulares de El Mundo Today

¿Planificáis los artículos? ¿Con qué previsión? ¿Soléis aprovechar temas candentes o de tendencia u os dejáis guiar por vuestras ideas?

El editor siempre está abierto y en cualquier momento puede surgir un artículo de la nada y publicarse en un “aquí te pillo, aquí te mato”. Pero sí nos obligamos a pensar cosas sobre temas candentes, y más últimamente, que hay muchos. De todos modos, si no salen cosas graciosas sobre esos temas, no lo forzamos. Salvo las secciones fijas de actualización semanal, como Vivienda, o las noticias patrocinadas que están planificadas para fechas concretas, escribimos muy al día. Tenemos, eso sí, una nevera con más de 6.000 titulares no escritos. Una locura.

Estáis presentes en diferentes canales y generáis contenidos diferentes para cada red social. ¿Hay alguna que os guste más?

Las redes sociales son una herramienta de difusión para nosotros, nada más. Tenemos que estar ahí pero pocas veces generamos contenido ex profeso para una red social. Como mucho, cortamos los vídeos para poderlos subir en cada red, según las limitaciones de tiempo y formato que impongan. El centro de todo sigue siendo la web, en la que cada vez exploramos más formatos distintos.

El carácter paródico de vuestras noticias ha hecho que, en algunos casos, los aludidos se sientan ofendidos al no darse cuenta del contenido humorístico de la página.¿Pensáis que hay algún límite?

Ah, la pregunta sobre los límites del humor, ya tardaba. Estáis obsesionados con esto. El límite es la ley, y la ley tiene algo que decir cuando hay vejaciones e insultos, por ejemplo. Y donde hay vejaciones e insultos difícilmente hay humor. Difícilmente nos resultará gracioso algo que la ley pueda castigar por considerarse una agresión. Por tanto, si lo publicamos es porque no es tal cosa. Lo que pasa es que a veces hay gente que confunde lo que le molesta con lo que le ofende. Que algo no te agrade, te parezca estúpido o te dé rabia no significa que constituya una vejación ni un insulto a tu persona.

¿Habéis sufrido algún tipo de censura alguna vez?

Hemos sufrido amenazas que se han acabado traduciendo en censura, sí, aunque muy pocas. Cuando alguien amenaza con demandarte y te manda una citación judicial, está presionando para controlar lo que puedes o no puedes decir. Y, aunque la ley no le dé la razón, a veces es más barato no llegar a los tribunales y eliminar el contenido. Lo hemos hecho un par de veces. Cuando Panini nos demandó pidiendo 50.000 euros y luego retiró la demanda y cuando Mariló Montero nos mandó también a sus abogados.

Además habéis hecho colaboraciones con la prensa escrita, en la radio, el teatro y en la televisión. ¿Disfrutáis igual en todos los formatos?

Nos encanta hacer radio, aunque nunca hemos sido gente de radio. Eso se traduce en unos contenidos un poco excéntricos para lo que el oyente suele escuchar. Especialmente la sección que tenemos en el “A vivir que son dos días”. Gusta mucho pero es una marcianada. Seguro que hay oyentes de toda la vida que la odian. Afortunadamente, la SER lleva muchos años ya sin decidirse a echarnos y eso nos ha permitido aprender un montón. Ahora ya podemos decir que sabemos hacer radio y nos encanta.

El teatro es también maravilloso por el contacto directo con la gente. Las risas y aplausos en vivo son un subidón, para qué negarlo.

La prensa escrita es bonita porque es muy similar al trabajo que ya hacemos en la web, y tiene el aliciente de ver el contenido en un contexto más amplio y distinto al habitual.

La televisión así en abstracto es bien bonita y se podrían hacer cosas bien chulas, pero cuando trabajas en ella te das cuenta de lo fácil que es desvirtuarlo todo. Es difícil trabajar en buenas condiciones cuando se hace televisión. Preferimos mil veces generar vídeo para nosotros mismos, para la web o el canal de YouTube, produciéndolo todo nosotros, vigilando el detalle aunque la falta de grandes medios no nos permita hacer todo lo que querríamos. Es preferible crecer poco a poco uno mismo que meterse en fregados con productoras y exigencias de grandes cadenas. Lo sabemos por experiencia. De momento, en televisión solo metemos el pie con secciones breves, en entornos muy controlados.

¿Tenéis una meta, un objetivo o un sueño por cumplir?

Ninguno más allá de seguir haciendo lo que hacemos, haciéndolo cada vez mejor si es posible y con más gente con la que nos guste trabajar.

¿Qué consejo daríais a alguien que quiere empezar su propio blog?

Que haga lo que le salga del coño porque, en el mejor de los casos, le acabarán pagando lo que a ellos les salga del coño.

 

En la sección Entrevistas, puedes leer más entrevistas a gente relacionada con Internet o la creatividad.

Blogger friki comiquera desde hace una década. En mi tiempo libre protejo el mundo de los malvados con mis poderes de magical girl, hago teatro musical, leo cómics y como sushi.

Deja un comentario