Entrevista a Ana Muñoz, chica con guitarra, poesía y talento

Entrevista a Ana Muñoz, chica con guitarra, poesía y talento

Ana-Muñoz-Musica
Sigo la trayectoria de Ana desde que Ángel de Shuave me habló de ella hace casi 3 años. Si tuviera que describir a Ana Muñoz en una sola palabra sería imposible ya que necesitaría al menos decir: cantante, guitarrista, compositora, poesía, talento, Zaragoza- Madrid, Instagram, Batman, creativa, másmajaquelaspesetas… 

Ana ha sido premiada en diversos certámenes de prosa y poesía. Sus poemas han aparecido en revistas como Eclipse y Turia, en páginas web, blogs, publicó Al Final con Olifante Ediciones, cuatro de sus microrrelatos fueron incluidos en las etiquetas de las botellas de vino Torrelongares junto a otros escritores aragoneses…

Ana tiene su propio proyecto musical en solitario desde hace casi 2 años y ahora mismo se encuentra en Madrid grabando su nuevo disco, pero además fue compositora, cantante, guitarrista y clarinetista de Louisiana y ha colaborado con artistas como Gabriel Sopeña, (“Le temps des cerises”, Cancionero Libertario, Prames, 2010), Copiloto (“Sylvia Plath”, El inicio, el desencanto y el círculo de confianza, Grabaciones en el Mar, 2011) o Fon Román.

Conozcamos un poco más sobre esta chica con guitarra a la que no le gusta demasiado contar cosas sobre ella misma hasta que comienzas a preguntarle sobre temas que le apasionan.

¿Cómo te adentraste en el mundo de la música?

Mi primer recuerdo acontece en una habitación en la que, cuando mi hermana y yo éramos pequeñas, mi padre pinchaba discos y nos contaba historias. Me acuerdo de “Walking On The Moon”, de The Police, y de que bailábamos a ritmo de reggae como si, en efecto, estuviéramos caminando sobre la luna. Después, esa habitación pasó a ser el dormitorio de mi hermano y nosotras empezamos a estudiar música.

¿Cómo creas una canción? ¿Dónde buscas inspiración?

Mmmm… No busco inspiración. A veces, me sucede algo que me provoca una serie de pensamientos y de sensaciones, y siento que va a estar mejor fuera de mi cabeza, convertido en canción, que dando vueltas y más vueltas como dentro de una lavadora. Me suele servir para quitar la peste a las cosas malas y reconciliarme con ellas, y también para retener el olor de las cosas buenas. Pero siempre debo sentir que va a servirme, que merece la pena; si no, no hago el esfuerzo.

Suelo componer sobre la cama, primero la música y después la letra, aunque tengo un primer verso preparado para seguir tirando de ese hilo en cuanto resuelvo o creo resolver la estructura armónica.

Una foto publicada por Ana Muñoz (@soyanamunoz) el

 

¿Qué te gusta transmitir en tus canciones?   

Cada vez tengo más claro que soy mejor comunicadora de sentimientos que narradora de acontecimientos. No sé si, en ese aspecto, se me da bien la “acción”. Sea como sea, no es que me guste transmitir algo en concreto porque no elijo aquello que transmito, al menos no de una manera consciente. Puede que mis canciones suenen más alegres que tristes, pero sucede porque, cuando estoy alegre, no me apetece sentarme sobre la cama; me apetece salir a la calle, ver a mis amigos y bailar las canciones de otros (a los que, ahora que lo pienso, les debe de apetecer sentarse sobre la cama cuando están alegres, ¡en lugar de salir a la calle, ver a sus amigos y bailar las canciones de otros!).

 

Ahora mismo estás en Madrid grabando tu nuevo disco, ¿cómo está siendo el proceso?

Está siendo lento, porque mi productor y yo no podemos quedar siempre que queremos o que debemos, pero creo que enriquecedor. Carasueño (Javi Vicente, de Big City) es un músico que tiene muy buen gusto, mucho talento y mucha perspectiva, y es un trabajador “nato”. Además, proviene de Zaragoza y eso me encanta, porque me encanta seguir vinculada a esta ciudad. Yo pensaba que la visión que Javi aportase a mis canciones como productor iba a ser estimulante e interesante y lo está siendo. Me siento afortunada por su entusiasmo, por su implicación y por estar aprendiendo.

¿Has recibido apoyo de otros artistas?

Sí. Me gusta apoyar y ser apoyada. Estos meses, por ejemplo, he estado ayudando a un artista sevillano en la composición de las canciones de su primer disco al margen del grupo que lo hizo famoso y espero que pueda escucharse pronto. Creo que compartir lo que hacemos y, como dice un amigo, “sostenernos entre todos”, es lo que hace que “esto” tenga sentido. De todos modos, reconozco que, durante el año, también me he sentido más sola de lo que he querido.

También escribes poesía, ¿crees que existe un vínculo entre la poesía y la música?

Quizá, nadie es más consciente que el propio creador de las diferencias que existen entre una y otra forma de expresión, a la vez que nadie debe de ser más consciente de las concomitancias existentes entre ambas que cualquier persona que se acerque a la obra y la analice, globalmente, desde fuera. Mi punto de vista es que, aunque en la literatura hay música y en la música hay literatura, son muy distintas y condicionan cosas como el código o el mensaje. Imagina que alguien te obsequia con una cesta llena de alimentos y tienes que decidir la forma en que los cocinas, incluso si los comes crudos ¡o los tiras! Creo que, cuando la “inspiración” llega, es parecido: el creador tiene que averiguar la manera en que el “cuerpo” aproveche o sintetice mejor los “nutrientes”.

¿Has probado además con otras vías de expresión?

Pues… Siguiendo con el ejemplo, creo que todos nos expresamos hasta por medio de la cocina. Yo no cocino para los demás si no estoy de buen humor porque, aunque sea una ida de “olla”, tengo la sensación de que eso se transmite de alguna manera en aquello que hacemos, al menos, en aquello en lo que hay que poner “corazón”. Al margen de esto, me gusta hacer fotos y quisiera saber dibujar.

Bandcamp, Twitter, Instagram… ¿Qué medios utilizas en Internet para darte a conocer o que la gente pueda escuchar tu música? ¿Cuál te gusta más? Uf. Intento “estar” porque acepto que es la forma en que nos comunicamos ahora, bueno, cuando la inmediatez prima y está por encima de aspectos como la calidad o la profundidad del propio mensaje, pero cada vez me gustan menos las redes sociales, del mismo modo que cada vez me gusta menos escuchar música desde plataformas virtuales como Spotify. Lo mejor es “estar” para que quien quiera buscarte, pueda encontrarte y escucharte, leerte o quedar a tomar algo, y hacer un uso responsable y, sobre todo, coherente y honesto con uno mismo. Gustarme más, me gusta Instagram.

¡Se nota que te gusta Instagram! Me encantan las fotografías y textos que sueles publicar. ¿Es algo medianamente rápido o lo meditas/piensas bien?

¡Gracias! Me hace ilusión que me lo digas. Antes, tenía más tiempo para currarme las composiciones, una mesa de color blanco sobre la que ponía aquello que a continuación fotografiaba y, claro, una silla a la que me subía y de la que alguna vez me he caído. Diría que, cuando se trata de una composición, el disparo es cada vez más rápido, no me detengo tanto como antes, aunque he podido pasar un día entero pensando y esperando a que llegase ese momento de la composición. Si no se trata de algo pensado, lo que me gusta de Instagram es que entrena tu curiosidad y tu capacidad de asombro y sorpresa. Creo que es estimulante y que nos fuerza a estar atentos a las cosas que nos rodean en lo más cotidiano. Es el formato perfecto para capturar la “normalidad”, sin más pretensión que esa.   

Una foto publicada por Ana Muñoz (@soyanamunoz) el

 

¿Qué bandas te gustan? ¿Hay algún tipo de colaboración que te gustaría hacer?

Alguna música, como la que hacen Midlake o S. Carey, siempre está en mi lista de reproducción del mp3. Esté donde esté y en el momento en el que esté, es como si me hicieran sentir “en casa” y me dieran seguridad. Pero, este otoño, he escuchado mucho el nuevo disco de From Indian Lakes, que se llama “Absent Sounds”, y me he comprado algún disco más, entre los que destaco “Magnolia”, de The Pineapple Thief, y el primero de Jesse Marchant, anteriormente conocido como JBM. Qué maravilla. Me tiene loca. Me gusta tanto que, solo después de meses escuchando sus canciones, me di cuenta de que, además, es guapo. Anoche, supe que Minus The Bear tienen nuevo ep y casi me da algo. Se llama “Lost Loves”. Lo recomiendo infinito.

Un libro: de visitas.

Una frase: ¿”Nos sostenemos entre todos”?

Un artista: Uf. Soy CERO mitómana.

Una canción: “Young Bride”, de Midlake.

Sigue a Ana Muñoz a través de Twitter, Instagram y, sobre todo, escucha sus canciones en Bandcamp.

“tener cuidado no es lo mismo que cuidarse,
aprendí a marcharme, pero nadie me ha enseñado
a regresar”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image