El fenómeno de las máquinas expendedoras japonesas, ahora con Wi-Fi gratis incorporado

He tenido la oportunidad de estar 2 veces en Japón por el momento. La primera vez, íbamos un grupo de unos 10 españoles y nos recorrimos algunos de los sitios más populares, como Tokyo, Kyoto, Osaka o Nara. La segunda, decidimos concentrarnos en Tokyo, una ciudad llena de contrastes (tradición e innovación en cada una de sus calles), y ahora mismo, si pudiera, volvería de nuevo.

Si tuviera que quedarme con lo que me parece más característico es el equilibrio que hay en su sociedad entre la tradición (que se refleja en su educación, en la alimentación, en cada uno de sus templos cuidados y restaurados, el uso del kimono…) y la modernidad (edificios rascacielos, teléfonos móviles mucho más avanzados, máquinas pachinko y recreativos -algo que ha muerto en la sociedad occidental pero que allí ha sabido evolucionar-, el amplio y variado mercado musical, el fenómeno de los “idols“, su moda original, fresca y propia…). En fin, sería capaz de hacer una larga lista. Pero, sin duda, otro de los elementos que está visible en cada calle de las ciudades japonesas son las máquinas expendedoras de refrescos (de marcas conocidas y no tan conocidas, fríos y calientes, tés, cafés, bebidas energéticas y zumos de todos los sabores…).

Según la Vending Machine Manufacturers Association, Japón tiene el mayor número de máquinas de refrescos per capita, una para cada 23 personas. Es decir, se pueden encontrar varias máquinas de refrescos en todas las calles, estaciones de metro, entrada a edificios de negocios… se dice que incluso en lo alto del Mt. Fuji.

Las máquinas expendedoras japoneses ya nos han sorprendido más de una vez con alguna noticia, como por ejemplo, cuando lanzaron algunos modelos que contaban con un reconocimiento facial y, en base a tu imagen y estereotipo, te recomendaban los refrescos que podían gustarte. O esas otras máquinas “eco” que funcionan con energía solar. No es de extrañar que muchas de estas máquinas se utilicen para acciones de marketing o de branding (muchas cuentan con luz por la noche, pantallas que muestran anuncios, algunas hablan o ponen música…).

Esta vez, leo que Asahi va a comenzar a ofrecer Wi-Fi gratuito a 50 m a la redonda en cada una de sus máquinas de refrescos. Por el momento, se pondrán en marcha 1.000 máquinas durante este año, llegando a más de 10.000 en los próximos 5 años.

Los usuarios podrán conectarse con cualquier dispositivo con Wi-Fi, es decir, portátiles, móviles, tablets e, incluso, video consolas. Es decir, va a haber conexión Wi-Fi gratuita en la mayoría de las calles de las localidades japoneses. Además, al conectarse, la maquina mostrará información sobre los refrescos (lógico) así como información del entorno, en concreto de tiendas y restaurantes, e información útil para turistas.

Parece que en occidente las máquinas de refrescos se han quedado atascadas, sin ningún tipo de innovación y sin adaptarse a las nuevas necesidades de sus usuarios. ¿Por qué tener que recurrir a una máquina de refrescos sólo cuando quieres tomar algo, si puedes ofrecer mucho más?

One comment

  1. Bibliotecario says:

    Ciertamente, parece que comparamos la edad de piedra con la de la revolucion industrial. Aqui estamos muy desfasados.
    Si bien es cierto, conociendo a los españoles, que lo mismo habia un monton de zanganos alrededor de la maquina, sin consumir ni hacer nada, solo por la Wi-Fi.

Leave a Reply