Japón, conexiones a Internet, tecnología móvil… ¡qué nostalgia!

Hace unos días vi el anuncio que ha lanzado Ono para promocionar la conexión de 50 megas. En él, un grupo de niños colegiales y un cantante de un grupo que canta en japonés “Bienvenidos” de Miguel Ríos, posiblemente en el barrio de Shibuya, nos dan la bienvenida a la conexión de alta velocidad… velocidad de conexión de la que disfrutan en Japón desde hace muchos años pero que ha tardado en llegar a España.

Este simple anuncio de medio minuto me ha dado nostalgia de Japón y me ha hecho recordar mi primera visita al país nipón. Recuerdo que en mi primer viaje allí, en el año 2002, ya disfrutábamos de conexiones rapídisimas en los hostales y hoteles que nos alojábamos, además nos quedamos impactados con la diferencia tecnológica en cuanto a tecnología móvil, por ejemplo, yo llevaba mi recién comprado Nokia 3350 de España. El Nokia 3350 fue un éxito en ventas en España, todo el mundo lo llevaba… a pesar de ser grande, ancho, imágenes en blanco y negro y pixeladas… y por supuesto, sin ningún tipo de conexión a Internet o cámara. Imagináos nuestro sentimiento de tercermundistas al llegar allí y ver que ya disponían de teléfonos a color, con cámaras de buena resolución, podían cargar y escuchar música en los teléfonos, con opción de mandarse emails entre ellos…

Y no voy a hablar de la industria del entretenimiento porque los videojuegos allí son otro mundo.

Siempre he pensado que si alguna vez las compañías asiáticas de telefonía abriesen el mercado, como por ejemplo la empresa Japonesa Docomo, la competitividad calidad-precio harían que las empresas de telefonía americanas y europeas espabilasen mucho. Creo que hay en países como en India que ya se están enfrentando algunas marcas asiáticas y occidentales, pero no voy a extenderme con el tema.

Y no voy a hablar de la gente… porque los japoneses jóvenes se expresan en las calles, quedan con sus grupos de música para tocar en parques, visten como quieren y como sienten… posiblemente hayan sido influenciados por occidente pero su creatividad y capacidad de innovar es digna de admiración, han sido capaces de crear un estilo propio y suyo.

Durante muchos años de mi afición a Japón me he encontrado con gente que es contraria a ese país en varios temas, y es cierto que la sociedad japonesa tiene sus claroscuros, ¿pero qué cultura no los tiene?

Por cierto, en 2008 tuve la oportunidad de volver a Tokio y, es cierto, que no se notaba ya tanto la barrera tecnológica pero si una clara diferencia social…

2 comments

  1. Afortunada tu, que has podido volver a Japon. Yo me he tenido que conformar, con que ver a mis amgigos ir (desgraciadamente, no coincidimos fechas ni a tiros).
    Pero bueno, es logico que haya diferencias culturales; es otro continente, ¿Que esperamos? Y ninguna sociedad es perfecta. Eso si que daria miedo.

Leave a Reply